Compromiso Ético

La política lo es todo. El ejercicio de la política es más que gestionar la deuda de un ayuntamiento o depositar una papeleta cada cuatro años. Un cargo político no es un funcionario cuyo trabajo es gestionar una institución pública como si de su empresa privada se tratara. Un cargo político es el portavoz de un proyecto que el conjunto de un pueblo ha elegido.

Aspiramos a un proyecto comunitario, en la que la política se entienda como el ejercicio democrático de un pueblo empoderado que sea capaz de decidir sobre su propio futuro.

Para ello, hay que garantizar mecanismos e impulsar alternativas socio-económicas que superan a un mero programa electoral. Es por ello que hablamos de un Compromiso Ético, como herramienta democrática, complementaria y necesaria para un proyecto de transformación no solo económica, sino también social.

Tras varias asambleas, horas de trabajo y análisis con numerosas personas y asociaciones de nuestro pueblo, se puede comprobar fácilmente las grandes carencias organizativas y la apatía hacia la política, producida por la no ruptura con la vieja política.

Así, proponemos un Compromiso Ético que trate de impulsar tres objetivos que consideramos clave:

1) PARTICIPACIÓN POLÍTICA, creando poder popular

– Consejos comunitarios, sistema de organización asambleario en el que todas las organizaciones tengan una representación en consejos sectoriales (cultura, deporte, economía, etc.) y que sirva para informar, coordinar y planificar las diferentes actividades a desarrollar. Con una periocidad máxima de tres meses.

– Plenos abiertos, asambleas periódicas en las que se dé información directa de la gestión del ayuntamiento que garantice la transparencia de la institución.

– Consultas populares vinculantes, para aquellos temas y decisiones especialmente trascendentes que afecten a una parte importante del pueblo. Igualmente establecer un mecanismo que permita decidir sobre iniciativas populares.

– Presupuestos participativos, abrir la participación directa en la elaboración de los presupuestos municipales, dentro de una línea propositiva y adaptada a la realidad económica.

– Listas abiertas, elección de cargos mediante primarias, listas abiertas y de forma asamblearia.

2) VOCACIÓN POLÍTICA, servir al pueblo, no servirse de él.

– Límite de mandato de 8 años.

– Revocación de cargos, con asambleas de control cada 18/24 meses, la cual analizará y reflexionará sobre el trabajo realizado, proponiendo la revocación del cargo si lo considerara necesario.

– Límite salarial, se propone asumir la retribución económica que se tenga previamente a ser cargo electo. En todo caso, ningún cargo electo superará la cantidad de tres veces el SMI (1800€).

3) UNIDAD POPULAR, la unión hace la fuerza.

– Confluencia política, impulsar un nuevo proyecto político que supere toda sigla y anteponga el buen vivir de Gilena ante el interés partidista y personalista.

– Unidad por abajo, rechazando cualquier pacto por arriba que suponga cuotas de poder y coalición de grupos.

– Democracia directa, una persona un voto.

Gilena, 23 de enero de 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s